Conservas y semiconservas. ¿En qué se diferencian?

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

El mundo de los productos gourmet es muy amplio y todo merece una explicación con el objetivo de darte a conocer toda su riqueza. En Cómete el Mar, nuestra tienda de conservas en Sevilla, queremos poner nuestro pequeño granito de arena en esta loable misión y por ello, te vamos a explicar la diferencia entre las conservas y las semiconservas.

No hay nada como conocer en profundidad los alimentos que tienes a tu disposición. Básicamente por qué de esta manera podrás descubrir con exactitud todas sus propiedades, lo cual es una garantía de calidad y seguridad alimentaria. Sabrás exactamente lo que comes y cuál es la forma en la que ha sido creado el producto, así como las vías más adecuadas para sacarle el máximo partido.

Aunque muchos no las diferencian, no todas las conservas son iguales. Desde Cómete el Mar queremos aclararte algunas dudas, ayudándote a diferenciar entre las conservas y las semiconservas. ¡Y es que los matices marcan la diferencia en el paladar! ¡Presta atención!

La duración de las conservas, clave

Las conservas no admiten dudas. Se trata de alimentos que han sido manipulados con un proceso que ralentiza su deterioro, esterilizándolos y protegiéndolos de los microorganismos. Su envasado en un recipiente hermético, ya sea cristal o lata es otra de las características que la identifican.

Como consecuencia de este proceso, este tipo de alimentos no tienen fechas de caducidad, es decir su consumo no supondrá ningún riesgo. De hecho, no habrá diferencia alguna con el consumo del producto fresco. No obstante, sí que tienen una fecha de consumo preferente. Y es que después de 4 o 5 años comienzan a perder propiedades.

sardinas conservas sevilla

Otra de las claves es que se pueden almacenar sin ningún problema a temperatura ambiente, por lo que nos facilita tener siempre un recurso gastronómico de alta calidad preparado para todo tipo de ocasiones. En cambio, una vez abiertas, el frigorífico es su lugar natural.

Aunque es posible hacer conservas con todo tipo de productos, como las frutas y la carne, el pescado es el alimento por excelencia relacionado con este tipo de proceso. El atún, las sardinas, el bacalao, los berberechos, los mejillones, las huevas, las angulas… La calidad es excelsa y si llevan el sello gourmet de Cómete el Mar, nuestra tienda de conservas en Sevilla, mejor que mejor.

La particularidad de las semiconservas

Por su parte, dentro de las mismas, existe una subcategoría que tiene personalidad propia. Hablamos de las semiconservas, cuyo tiempo máximo de duración es de unos 18 meses, aunque a partir de las 10 meses empiezan a perder parte de sus propiedades originales.

Esto es consecuencia de su no esterilización. Por contra, su conservación se produce a través de métodos naturales como el ahumado, el secado, el salado o a través del vinagre. Deben conservarse en el frigorífico para mantenerse en su perfecto estado, y una vez han sido abiertas, tendremos que consumirla en un par de días.

Hay muchos productos que brillan en forma de semiconserva, sin embargo, son las anchoas, los boquerones en vinagre, las sardinas o el salmón ahumado algunos cortes de atún, como la mojama y la ijada, los que cobran un mayor esplendor.

ijada atun conservas sevilla

En Cómete el Mar, nuestra tienda de conservas en Sevilla, encontrarás todo tipo de productos gourmet, especialmente pensados para deleitar tu paladar. Tanto como las conservas como las semiconservas te regalarán muchos placeres. ¡No te los pierdas!

( Visitas: 62, 1 Visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *